Patrocinadores

No es casualidad que Bell sea el primer nombre en velocidad y el primer nombre en los cascos. Nacido en la época de los hot rods y las carreras de autos de California en la década de 1950, el fundador de Bell, Roy Richter, construyó toda una industria anticipando las necesidades no satisfechas de aquellos que aman la velocidad. La gente quería conducir rápido – les ofrecía todos los artículos relacionados con la velocidad que podía encontrar en la primera tienda de velocidad del mundo. La gente quería correr –  él les construyó autos de carrera. Y cuando el amor a la velocidad comenzó a revelar algunas realidades sombrías, Roy también hizo algo al respecto y nació Bell Helmets.

Roy Richter pasó su vida desafiando los límites de lo posible, y su espíritu ilimitado ha sido la guía de Bell para casi 60 años, ganándose la admiración, la confianza y la lealtad de generaciones de campeones. A lo largo de esos años, casi todos los avances en la lista de “innovaciones” del casco se construyeron bajo los auspicios de Bell. El deseo de innovar y crear continúa en el Bell de hoy como lo era en la época de Roy.

Ya sea para las carreras de autos, el motociclismo o el ciclismo, Bell es sinónimo de confianza y admiración. Establecido en 1954, probado desde entonces.